Cómo ir de conductor

Si admites llevar pasajeros en los asientos libres de tu coche durante tus desplazamientos habituales por la ciudad, dejas de tirar el dinero y puedes recuperar hasta el 75% de los gastos (como para comprar un coche nuevo). Además, reducimos la contaminación, evitamos atascos de tráfico y problemas de aparcamiento.

  • ¿Qué hace el conductor? (4 pasos)
  • ¿Quien puede hacer de conductor en DedoCar?
  • ¿Que gano ofreciendo mis asientos libres?
  • ¿Qué cantidad de los gastos del viaje me reembolsan los pasajeros?
  • ¿Me interesa más ir de conductor o de pasajero?
  • ¿Cómo colaboran los pasajeros?
  • ¿Y si no hay ningún pasajero a quien llevar?

 

¿Qué hace el conductor? (en cuatro pasos):

  1. Di dónde vas y con cuántas plazas libres.
  2. Te indicamos dónde hay un pasajero compatible.
  3. Aceptas llevarlo.
  4. La app te guía

 1. Di dónde vas y con cuántas plazas libres.

Cuando comienzas el viaje, sólo tienes que indicar en la app DedoCar el lugar a donde te diriges, y cuántas plazas llevas libres en tu coche.
Gracias al GPS de tu smartphone la app mantiene a la plataforma informada de por dónde vas, para que vaya señalándote los pasajeros compatibles, que quieren compartir gastos contigo, y a los que puedes llevar a lo largo de tu ruta.

Truco:
Se recomienda que el conductor esté dispuesto a desviarse un poco de su ruta, para recoger o entregar algún pasajero cercano. Si admites dar algún pequeño rodeo, aumentan mucho tus probabilidades de encontrar enseguida algunas personas a las que puedas llevar, y se maximiza el ahorro que consigues.

Al comenzar el viaje, el conductor anuncia en la app cuál es su tolerancia, poniendo límites al desvío. Puedes elegir entre indicar:

  • Cuánto admites que aumente la longitud de tu ruta. Por ejemplo, menos de un 15%.
  • O también puedes poner una hora límite, para que no llegues tarde a causa del desvío.

La plataforma supervisa tu ruta y administrará esa tolerancia para optimizar el recorrido, consiguiendo que lleves en todo momento el coche lo más lleno posible y que recuperes la mayor parte posible de los gastos del viaje.

2. Te indicamos dónde hay un pasajero compatible.

A medida que avanzas a lo largo de tu recorrido, exploramos los pasajeros cercanos que han solicitado compartir viaje en la comunidad  y, en cuanto descubrimos que alguno de ellos quiere hacer un recorrido que encaja con el tuyo, te avisamos antes de que llegues dónde te está esperando.
Te enseñamos quien es y el nivel de reputación que tiene como pasajero (basado en las valoraciones de anteriores compañeros de viaje).

3. Aceptas llevarlo en una de tus plazas libres.

Puedes aceptar llevar al pasajero propuesto, o rechazarlo y seguir hasta el siguiente.
Ten en cuenta que te interesa recoger a alguien enseguida , para empezar a compartir gastos lo antes posible, y dejar de pagar tú solo los gastos del viaje.
Por cada pasajero adicional que lleves, aumenta el ahorro para todos.

4. La app te guía.

El punto de recogida del pasajero y su mejor punto de entrega, se intercalan automáticamente en la ruta de camino hacia tu destino. En cada momento, el navegador te guía hacia el siguiente punto de la ruta y DedoCar te indica a quién debes recoger o entregar en él.

Cuando llegas a tu destino, después de haber entregado al último pasajero, se te reembolsa la parte de gastos del viaje que corresponde a todos ellos, y la app te dice cuanto te has ahorrado en dinero, en combustible y en emisiones de CO2.

 

¿Quien puede hacer de conductor en DedoCar?

Si tienes coche, lo único que necesitas para hacer de conductor en DedoCar, es darte de alta en nuestra comunidad y descargarte la app en tu smartphone*.

Es muy fácil compartir viajes en DedoCar, porque no necesitas publicar con antelación tu viaje ni negociar el precio del asiento en una subasta, no tienes que preocuparte de cobrar a los pasajeros, y ni siquiera tienes que darles tu número de teléfono.
La plataforma, además de encontrarte los pasajeros compatibles sobre la marcha, se encarga de calcular un reparto equitativo de los costes del recorrido entre todas las personas que vais en el coche. Al acabar el viaje, también intermedia en las transacciones económicas, cobrando automáticamente a cada pasajero su parte, para luego reembolsarte la suma de ellas, utilizando el medio pago que cada uno indicó al darse de alta.

*En el futuro muchos coches ya la traerán de serie, y no tendrás que utilizar tu móvil.

 

¿Que gano ofreciendo mis asientos libres?

¡No sigas tirando el dinero!
Si aprovechas los asientos libres de tu coche, puedes amortizarlo y ahorrar lo que te costará uno nuevo.
En un viaje que ibas a hacer de todos modos (por ejemplo, mientras vas de camino al trabajo, o de vuelta a casa) la app te va indicando las personas que puedes llevar para compartir gastos, y que ahorres hasta el 75% (no sólo del combustible, sino también de la compra y mantenimiento del coche).

Compartir las plazas libres trae cuenta.
Si nunca lo has calculado, los gastos de mover tu coche pueden ser mayores de lo que crees (25€ cada 100 Km. o más. Calcula aquí cuanto es en tu caso). Afortunadamente, con tan sólo llevar un pasajero ya recuperas la mitad; y cuantas más plazas lleves ocupadas, más dinero os ahorraréis todos.
Te recomendamos utilizar la app en todos tus viajes (es gratis para el conductor). Mientras sigas yendo sólo en tu coche, seguirás siendo tú quien paga todos esos gastos.

Además, si llevas tres pasajeros, tu coche contamina la cuarta parte (de lo que contaminaríais entre todos si cada uno fuera en el suyo). Ni el motor de inyección más eficiente que se pueda inventar, será nunca capaz de igualar esto; Pero tú puedes contribuir sin esfuerzo a reducir la contaminación del aire de tu ciudad, y a mitigar el cambio climático.

Del mismo modo, la colaboración de miles de personas retirará de la circulación el suficiente número de coches como para que probablemente nunca más te encuentres atrapado en un embotellamiento de tráfico, consiguiendo llegar tres o cuatro veces mas rápido y que te resulte mucho más fácil aparcar.

 

¿Qué cantidad de los gastos del viaje me reembolsan los pasajeros?

En principio, el conductor ha corrido por adelantado con todos los gastos del coche con el que se realiza el viaje, desde su adquisición hasta llenar el depósito de combustible, pasando por el seguro, revisiones, mantenimiento, etc. y sus correspondientes impuestos.

En cada viaje, la plataforma se encarga de calcular, de cobrar y de reembolsarte la parte proporcional de esos gastos que corresponde a dichos pasajeros.

El importe exacto dependerá de lo largo que sea el recorrido y de cuántas personas vayáis en el coche en cada uno de sus tramos (consulta aquí el importe por kilómetro, y el reparto del coste de un viaje).
El sistema tratará de que lleves en todo momento el coche lo más lleno posible, para dividir los gastos entre el mayor número posible de ocupantes, y que así sea menor la parte que te corresponda a ti (que será la única que no recuperes).

En el momento en que lleves algún un pasajero, los gastos se dividen al menos entre dos (el pasajero y tú) y cada uno se ahorra por lo menos la mitad de lo que gastaría si fuera solo en un coche. A partir de ahí, cuantas más personas lleves, recuperarás una fracción mayor de los gastos. En la práctica, con cuatro pasajeros es común alcanzar ahorros del 75%.

Sin embargo, un conductor nunca puede ganar dinero en DedoCar, porque cuenta como uno más a la hora de dividir gastos, y no pone precio al asiento que ofrece; sino que hay establecido un importe por Kilómetro recorrido, que es fijo.

 

¿Me interesa más ir de conductor o de pasajero?

Que decidas sacar tu coche o no, depende de si te gusta conducir, porque económicamente te es indiferente ir de conductor o de pasajero.

En nuestra comunidad tenemos establecido un importe fijo por cada Kilómetro recorrido.
Sabemos que todos nuestros coches no cuestan lo mismo, y que unos consumen más combustible que otros; pero encontramos que todos ellos pueden prestar un servicio muy similar a los pasajeros que van en sus asientos libres:  llevarles al trabajo o de vuelta a casa, de un modo más eficiente y sostenible que yendo cada uno en su propio coche.

Este importe por Kilómetro podrá variar lentamente con el tiempo, según la evolución de ciertos factores que afectan a los gastos de viaje, como el precio del combustible. Aquí puedes consultar el importe por kilómetro actual, y un ejemplo de reparto del coste de un viaje.

Contamos con que algunos de los que ahora van en su coche, en ocasiones lo dejarán en casa y preferirán ir de pasajeros en el coche de otro; porque así no tienen que buscar aparcamiento en el lugar de destino, no se preocupan de conducir, ganan en comodidad e incluso aprovechan el tiempo de viaje leyendo o conversando con otros viajeros. Pero no queremos que todos lo hagan, porque necesitamos coches que compartan sus viajes para llevar a la gente.

Debemos ser capaces de mantener una relación adecuada entre el número de plazas que ofrezcan los conductores y la demanda de estas por pasajeros. Por eso, el precio del kilómetro recorrido podría ser ligeramente diferente en distintas ciudades. Intentaremos ajustar ligeramente el precio del kilómetro a cada entorno, y ponerlo justo lo bastante alto como para que haya el suficiente número de personas a las que no les importe llevar en su coche a los demás, recuperando una parte suficiente de sus gastos.

¿Cómo colaboran los pasajeros?

Para que no tengas que perder tiempo, ni desviarte mucho de tu ruta, los pasajeros se desplazan para ser recogidos en las calles por donde es más probable que pases, y también indican qué distancia están dispuestos a caminar hasta su verdadero destino, desde un punto de entrega conveniente, donde tu les puedas dejar sin mucho trastorno para continuar con tu recorrido.
Además de pagar su parte de los gastos del viaje, que se te reembolsa, los pasajeros son los que pagan el servicio de coordinación, mediante una pequeña cuota en cada viaje.

 

¿Y si no hay ningún pasajero a quien llevar?

Es poco probable que esto ocurra en tus viajes habituales (como para ir o volver del trabajo), habida cuenta de la cantidad de personas que viajamos en hora punta.

Tan solo podría ocurrir en horas o recorridos poco frecuentados. En tal caso, no tendrías que detenerte ni desviarte para recoger a nadie, pero tampoco ahorrarías nada.
El conductor nunca paga nada, porque el servicio de coordinación es gratis para los conductores.